12.8.10

Padre

ayer aprendí que hay dolores que no desaparecen aunque no los percibas constantemente en tu cuerpo o en tu alma, permanecen latentes dando vueltas por la sangre toda, de no ser así, quién puede explicarme que haya habido un mar de lágrimas frente a un novelita, sólo porque ese que hacía de tío de unas se enteraba que tenía leucemia.
Como vos que tanto te sigo amando.

Te extraño, siempre más.

6 limas:

Natys! dijo...

Uy que fuerte! lo miré y sin ningun motivo como el tuyo también lloré.
Besos!

Bichicome dijo...

.

LUX AETERNA dijo...

Que lindo debe ser tener una hija como vos

Beso

Caro Pé dijo...

Me encanata como escribís Limadaaaa, las cosas que expresás, cómo las expresás. Te voy a enlazar en mi bloc
te pa?
Beso!

Zeithgeist dijo...

ouch.
=(

Silbar dijo...

padre-hermano. hacen que nos arda el interior. todo el día. siempre.