25.2.12

Aproveché eso de la memoria y la imaginación, y pensé un poco de cuando dejan de molestar y doler algunas cuestiones.
Supongo que algunas son eternas, como las muertes importantes. Y otras son un poco de tiempo y otro tanto de uno.

Quiero que deje de dolerme el 2011 y con eso, mi camino hacia el maltrato, la pateada a mi autoestima constante.

A veces, a veces, a veces.

A veces siento que tengo la espalda más erguida y la mirada más recta. Quizás sea todo una mentira que me repito para no sentirme como siempre. O puede que sea un poco de verdad.
Tan sólo un poco.


Imagino que los seres que lastiman son tanto más infelices que los otros. Los que alternamos, los lindos y horribles.

Porque, imaginate que te aman y no podés hacer nada más que doler?

No sólo es idiota, si no que es triste. Qué pena.

Si un día siento que me aman, voy a plantar flores en tu cementerio.




Malvones.

3 limas:

José A. García dijo...

El amor es tan extraño...

Saludos

J.

Etienne dijo...

No es bueno acostumbrarse a tener la espalda torcida, ni tampoco el espiritu.

Tal vez te aman ya, y tu miedo y tu sistema de defensa te impiden verlo.

Date una vuelta por el cementerio, ponele malvones a la tumba de las aprehensiones y salí a vivir.

Besos!!

Sabrina dijo...

Hola,
Te invito a pasar por mi blog

http://rabiosoatril.blogspot.com/

Saludos,