26.1.09

Stop

Quizás conteniendo los impulsos se puede llegar a la meta.
Pero eso sería casi como dejar de ser yo...
Y qué sentido tendría convertirse en la caricatura de uno mismo para llegar a eso que se anhela?
Ninguno.
Entonces la cuestión es seguir siendo uno mismo, asi tal cual, con sus genialidades y sus defectos, y que el mundo que nos rodea nos elija o no.
Algo así.
De mientras me tomo unos mates conmigo.



Y todavía podés elegir, todavía, porque a veces uno dice basta.
Pero esa es parte de otra historia.

20 limas:

El Fantasma de Belgrano dijo...

Completamente de acuerdo. Amén.

Etienne dijo...

Crecer es parte de nuestra vida. Y crecer es además un proceso y como tal, lleva implícitos cambios debido a experiencias, opiniones, puntos de vista (o acaso pensás igual que hace 5 años??)
No necesariamente el crecimiento significa que dejemos de ser nosotros mismos porque cambiamos. La esencia del ser es la misma, aunque puede cambiar.




Todo eso para decirte que si querés, podés ser paciente y menos ansiosa sin traicionarte.
Sólo se necesita algo de esfuerzo y voluntad.


Besos!!

Limada dijo...

Fantasma, buen blog.

Etienne, es un buen punto de vista, gracias. Besos!!

LUX AETERNA dijo...

Yo ya elegí hace tiempo, y hasta ahora solo he visto genialidades, no niego que le hagas honor a tu nombre y que sos mas críptica y cerrada que culo de muñeco, pero es cuestión de acostumbrarse.
Después es fácil.
Beso

Ignacio dijo...

hay que ser bastante fuerte a veces para ser siempre el mismo y no desdibujarse... es complicado.

Limada dijo...

Lux, soy simple, pero a veces eso no alcanza, de eso también me di cuenta.

Ignacio, pero vale, vale muchísimo ser uno, no?

=Jota= dijo...

hace rato que quería ser una lima y ahora lo soy

ah, yo dije basta

Etienne dijo...

Limadita, no es solamente un punto de vista. Es una forma de vivir. Si yo me creyera inamovible, que no tengo nada que cambiar ni aprender, se me terminó la razon de estar vivo.

Más de una vez te va a tocar decir basta, y hay que estar preparado para el baile que eso desencadena. Pero nadie pereció en él...

Más besos!

Horacio dijo...

y qué genialidades se supone que tengas vos?

Limada dijo...

=jota= sos mi amigo en facebook, dijiste basta? felicitaciones !

Etienne, bueno, ya entendñi :( ahora voy a contar ovejitas, o abejitas, no se, así bajo mi nivel de ansiedad :)
Besos!!! Digitalizá la foto!

Horacio, y por lo menos tendría la genialidad de ir a una canilla libre y alcoholizarme, cosa que no hiciste!
Y NO QUIERO HABLAR DE TU TAXI BURGUÉSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS, MALDITO BURGUÉS!!!!!!!!!!!!!!!!

Ayyyyyy, listo me descargué xD

Horacio dijo...

che, pará que se van a pensar que soy tachero O_o

Limada dijo...

jajajaja, no sería muy burgúes eso, la gente que lee este blog es entendida, y supo leer que en vez de esperar el colectivo como cualquier persona "normal" no, horacito se toma taxis.

Horacio dijo...

taxis no, taxi, en singular

fue una vez sola

anoche esperé el 117 una hora como el mejor

Limada dijo...

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO, en serio???? :P

Scar dijo...

.

No se trata de contener o liberar impulsos a secas, impulsos hay todo el tiempo y de los más dispares.

Creo que se trata de saber reconocernos en cada meta, y a partir de allí ver si seguimos siendo nosotros en esos impulsos.

Eso también es ser uno mismo, desde adentro, desde el camino que construimos.

De ahí a que el mundo nos elija... ¡Vamos!, ¡Usted sabe que se trata del mundo que nosotros elegimos!


(y, para cortar el aire de reflexión) Sí, Horacio tiene pinta de tachero... jajja

Saludos

Ignacio dijo...

Claro que vale muchisimo, y no venderse es lo mas sincero que se puede ser ever

Limada dijo...

Scar, pero a veces los propios impulsos molestan a algún otro, entonces te querés replantear y contener, y no se, medio que ahi me siento en contra mia. Pero todo bien, porque es un rato.
Jaaaaaa Horacio se sentirá feliz con eso :P

Ignacio, todo no se vende, por suerte.

Haifa dijo...

Excelente reflexión, TE FELICITO! :O)

Limada dijo...

Haifa, graciassssssssss.

Piti Sarlanga dijo...

somos una caricatura de nosotros mismos. siempre.