17.2.09

Antitristeza.

Y si, hay personas que son mejores, o menos nocivas para nosotros de manera docificada.
Son de esas personas que te pueden provocar momentos muy, muy gratos, felices (ponele) pero si las ves de vez en cuando.
Si las ves en demasía tiene el efecto contrario. Es decir más de 48 horas semanales, es muy poco recomendable.
Así estamos bien, sin necesidad de autodestrucción, ni consumo masivo de cualquier clase de anestesia.
(Si, soy codependiente)

Eso, y que encontré esto, y para mi es antidepresivo, asi de sencillo.





http://www.taringa.net/posts/musica/1788643/Andy-Chango,-Grandes-Exitos-en-Familia.html

8 limas:

La Tia dijo...

48 hs semanales. Lo voy a tener en cuenta para estos dias que tampoco me son fáciles, amiga blogger.
Beso enorme

Rain dijo...

jejejeje ciertamente son docificables, pero a veces, generan adiccion.

Esa manera que uno mismo tiene de complicarse la vida ¿Vió?

jeje Saludos!

.:Bu:. dijo...

Ufff, yo estoy tan pero tan intolerante ultimamente (o jodida) que 48 hs me parece demasiado!
Whatever, lo importante son los momentos de felicidad que te den...

Los amigos del duende dijo...

El 2009 y la depre parecen ser amigos... hay que contrarestarlo con musica muy fuerte y que nos haga felices...

Con respecto a lo de las personas es una real verdad y cambia segun la persona pero cuando le encontras la dosis... no te podes pasar de la dosis porque la vida de la otra persona corre peligro...

Pablo dijo...

Adhiero a lo de las personas nocivas. Conozco y me dan miedo.

Ivanna dijo...

Yo soy adicta a las personas nocivas, I don't know why...

Limada dijo...

Eh? qué? nadie lo bajó ???
Uds se lo pierden.
=)

Limada dijo...

Tía!! 48 es mucho, una abrazooote!

Rain, mi vida, mi vida, mi vida...
mi vida?...

Bu, si, si hago un compilado, quizás llego a los 12 minutos...

Los amigos del duende, si, capaz todos tenemos una medida, y en realidad somos el peligro y el remedio. Digo, de pronto, me parece.
Este año no está siendo fácil.

Pablo, no se asuste.

Ivanna, ayer leí que los otros son nuestros espejos... Casi salgo corriendo...