12.8.10

Padre

6 limas
ayer aprendí que hay dolores que no desaparecen aunque no los percibas constantemente en tu cuerpo o en tu alma, permanecen latentes dando vueltas por la sangre toda, de no ser así, quién puede explicarme que haya habido un mar de lágrimas frente a un novelita, sólo porque ese que hacía de tío de unas se enteraba que tenía leucemia.
Como vos que tanto te sigo amando.

Te extraño, siempre más.

2.8.10

8 limas
Juro que no estoy exagerando, solo estoy haciendo un duelo.
Que triste es verse partir.