16.8.11

Dame amarilla

Si nada es para siempre, y se dice cuál verdad por sobreentendida, por qué hay que pensar que un final sí lo es?
Acaso no podemos caminar otro día juntos?

Digo porque me hace un poco bien pensar así y no ser determinante.


Crueldad es dar como solución una separación después que tanto se ha construido.

Los humanos somos raros, y un poco horribles.

4 limas:

ChuLs dijo...

Es lindo no ser determinante, no encasillarse y ser amplio...hay que decirselo a la sociedad para que nos empeice a educar así. te quiero!

Gabrielli dijo...

Estoy empezando a creer que en cierto modo está relacionado con la pereza y la comodidad. Todo lo que sea tratar de sostener algo o volver a construir implica un esfuerzo.

Por ej: en una relación si se quiere que dure se tiene que alimentar, buscar cosas, compartir, etc. La pasión y el deseo de un primer momento es genial, pero a la larga eso solo no alcanza.

Un beso!

Sarah dijo...

Los humanos somos tantas cosas que pensar en todas esas cosas es tener miedo cada tanto

Daniel Os dijo...

A veces no estamos renunciando a volver sino a ilusionarnos con volver. Duele pero es sano… de chico usaban ese argumento para hacerme tragar jarabes amargos.

Y uno se termina curando,
D.