21.8.11

Mi pequeño

Recuerdo.

Era una pileta, era un niño, se lanza, manotea. Empieza a ahogarse, miramos, los dos lo miramos, desesperamos, no sabemos qué hacer.

Nos vamos.

Lo dejamos ahí. Volvemos.
Hay mucha gente alrededor intentando darle vida al chico.
Miramos de nuevo. Llega la angustia.
No sé cómo termina porque despierto. Es decir, es un final abierto.


Ese era nuestro amor, mi inconsciente y un sueño horrible.

Te acordás? Te lo conté.

"es decir, es un final abierto"

4 limas:

Rmn dijo...

Encontré este lugar de causalidad (está bien escrito) y me alegro de que haya sido así. Un abrazo y te sigo leyendo.

Flor dijo...

Hace tiempo que entro a tu blog por el link de mi amiga Ushka.
¡Los sueños son tan precisos, a veces!

Hace unos años, cuando me separé de mi ex soñé que me encontraba una paloma herida en la calle. Yo la tomaba entre mis manos y la paloma empezaba a aletear para liberarse. Yo quería que se detuviera, quería ayudarla pero era peor porque en el acto de liberarse de mi, la paloma se lastimaba más. Yo terminaba con las manos todas ensangrentadas, la paloma muy lastimada y una angustia espantosa. Y claro, un final abierto.

Los finales abiertos duelen como la puta madre.

besos

Zeithgeist dijo...

uf, q mierda. Después te queda a vos toda la tarea de cerrar eso.

Limada dijo...

Los leo mañana.

Gracias por pasar por este aBUjero