26.4.10

Concluye

Esos detalles que esperaba, y que nunca existieron, antes me dejaban de almohadón de sillón de abuela (leáse, viejo y tirado) pero hoy, no, no me provocan nada, quizás sea eso que llaman frustración, llorás una, pataleás dos, puteás tres, y a la cuarta, movés el culo hacia otras cosas, y te olvidaste de aquello que tanto querías, que nunca existió, que jamás te dieron.
Tomás tu deseo y lo colocás en un lugar más hermoso, quizás más individual, pero si o si, menos triste.

Esperar no está bien muchas veces, un poco eso, y un poco lo otro.
Creo.

7 limas:

Micaela dijo...

sabés que sí, que me pasa lo mismo. algo que me generaba berrinches ahora no me mueve nada. o las cosas que deberían afectarme más, en verdad no lo hacen tanto.
es jodido bancarse la frase "volví con mi ex, pero me siento mal porque te quiero a VOS". y sin embargo, me reí como una estúpida y me puse a cantar. todavía no lloré.estoy tranqui. sé que me quiere a mí, que juegue con su ex hasta cansarse, no me importa. me quiere a mí muejejejeje. que se cague.
y si antes era ansiosa, a morir, ahhora disfruto más de esperar, a veces. estoy más tranqui. será la edad o el tiempo, o las experiencias que te hacen cambiar?
un poco esto,un poco lo otro, como decís vos.
besitos

CorazónLunático dijo...

Y esas cosas, siempre suelen pasar.
Patalearás una, dos, y tres veces, hasta que te canses y te olvides, o en su defecto, te resignes.

Carina Felice dijo...

Eso es sublimar.
O mandar todo a la !#$%$# y seguir adelante:)
Te abrazo Limita :)

Etienne dijo...

Esperar es bueno, o debería serlo, esperar haciendo algo, no dejando de vivir, que vendría a ser lo malo de esperar.
O algo así...

LUX AETERNA dijo...

Limadita:
Yo que vos me compro un mono, de esos chiquitos, creo que les dicen Tití, lo vestís con un chaleco rojo, con bordes dorados -eso es fundamental-, después le hacés un fez de color rojo, hablo de esos gorros que usan los marroquíes que tienen la forma de los envases para helado de telgopor.
Una vez que lo vestiste lo cagás bien a golpes.
Estoy seguro que ahi te vas a sentir bien, y después cualquier cosa le pedís perdón al mono y le comprás una birra para que se ponga contento.

Besos

Anónimo dijo...

Tal vez no entendí nada de lo que comentaron antes,pero a mi me pareció que la idea justamente es aprender a no esperar.
Cuando uno espera algo que no llega, lo que viene inevitablemente es algo frustrante, que sabe a amargo problemático.
Tal vez sin esperar caiga algo de sorpresa que nos haga sentir bien o que nos sorprenda. Pero claro está. Esto es muuuuuuuoooooooy dificil,para que mentirnos no?, No es tarea simple,se puede pero cuesta no esperar nada.... :)
M.

Limada dijo...

Micaela, y somos un poco un TODO, beso!

Corazón Lunático, y así hasta el fin.

Carina, rompo todo eh! :)

Lux, pobrecito!!!! no, no, no, violencia no.

Anónimo M, es no esperar cuando no tiene sentido, cuando se sabe que nada va a venir, más que angustia y desazón.